Josefa de los Ángeles

Lilypie Primer PicLilypie Primer Ticker

sábado, 5 de febrero de 2011

La Familia

Dicen que la familia no se elige, será por eso que ante una dificultad con algún integrante de la familia es más fácil alejarse y apoyarse en personas ajenas al núcleo, personas que uno sí puede elegir: amigos, familia lejana, familia política.      La familia  no se elige, pero por algo Dios, el destino, o como queramos llamarlo nos destinó a estar emparentados con estas personas (padres, hermanos) y quizás habrá que verlo como un aprendizaje, como una enseñanza, como un ser mejor o mejorar nuestros defectos en base a ellos, ejercitar la paciencia, la empatía, el cariño verdadero, la honestidad... sino todos seríamos errantes en el mundo, buscando siempre personas que nos simpaticen y sean como "nosotros queremos que sean".  Lo triste de todo esto es que de pronto te das cuenta que para otros puedes ser más importante que para aquellos se suponen están siempre contigo, que te aceptan tal cual eres porque "no hay alternativa", estamos emparentados y ... bueno, habrá que llevarse de la mejor forma posible.

Por eso una de las cosas que más cuido entre mis hijos es la hermandad, el apoyarse siempre, el estar ahí para contener al otro, para compartir... es obvio que siempre habrá conflicto, pero lo importante es salir pronto de eso y seguir como si nada.

Hablo de esto con propiedad, porque de ser la 4° de cinco hermanos  no tengo contacto con ninguno de ellos, que triste verdad??, pero bueno, es lo que me tocó.  Poco a poco voy retomando contacto con parte de mi familia, y me he perdido de cosas, de lindas cosas, como ver crecer a mis sobrinos-ahijados, como conocer a mi sobrina-nieta (sí, a mis 40 años soy tía abuela de Valeria), como que ellos conozcan a mi Josefa o recibir un poco de interés de parte de ellos por mi hija; como el matrimonio de mis sobrinas mayores... Pero bueno, no reprocho nada, en parte soy culpable de esta situación, ya que nada he hecho para remediarla, pero ahí estoy luchando, de a poco, con mi orgullo.

A pesar de todo, bendiciones, bendiciones para todos y por el momento a refugiarme en la familia que estoy formando ahora y que pretendo no repita las experiencias erróneas de sus tontos mayores.





No hay comentarios.: