Josefa de los Ángeles

Lilypie Primer PicLilypie Primer Ticker

sábado, 22 de septiembre de 2007

La llegada de la primavera


La primavera es la estación del año que sucede al invierno y precede al verano. Su nombre proviene de las palabras "prime" y "vera" que quieren decir "el buen tiempo" porque llega el primer verdor.

La primavera simboliza la renovación de la naturaleza y la creatividad del espíritu humano.

Aunque muchos expertos aún no se ponen de acuerdo en la fecha exacta en que comienza la primavera, lo cierto es que cuando llega en el hemisferio sur el 21 de septiembre, en el hemisferio norte comienza el otoño, es decir, justo al revés. Y cuando en uno de ellos comienza el verano, en el otro lo hace el invierno. Estas son las estaciones del año y se producen porque nuestro planeta gira en torno al sol, lo que hace que una parte siempre esté más cerca de este astro y, obviamente, reciba más calor.

La primavera es sinónimo de renacimiento, de amor, de amistad, de poesía...

Doña Primavera


Doña Primavera
viste que es primor,
de blanco, tal como
limonero en flor.

Lleva por sandalias
una anchas hojas
y por caravanas
unas fucsias rojas.

¡Salid a encontrarla
por esos caminos!
¡Va loca de soles
y loca de trinos!

Doña Primavera,
de aliento fecundo,
se ríe de todas
las penas del mundo...

No cree al que le hable
de las vidas ruines.
¿Cómo va a entenderlas
entre los jazmines?

¿Cómo va a entenderlas
junto a las fuentes
de espejos dorados
y cantos ardientes?

De la tierra enferma
en las hondas grietas,
enciende rosales
de rojas piruetas.

Pone sus encajes,
prende sus verduras,
en la piedra triste
de las sepulturas...

Doña Primavera
de manos gloriosas,
haz que por la vida
derramemos rosas:

Rosas de alegría,
rosas de perdón,
rosas de cariño
y de abnegación.


Gabriela Mistral

1 comentario:

Marifé dijo...

A mí me encanta la primavera y ver cómo la naturaleza renace y florece. Me gusta porque los días vuelven a ser más largos, más soleados y cálidos. La primavera la asocio con explosión de colores vivos, vida, alegría y esperanza.

Al vivir en el otro hemisferio, para mí entra el otoño, mi estación preferida, quizá porque vaya más con mi manera de ser. Me encanta ver el juego de colores cálidos de los árboles y pasear por el parque con Zar sobre la mullida alfombra de las hojas caídas, mientras voy pensando en mis cosas...

Un abrazo muy fuerte
Sabes que te tengo todos los días en mi pensamiento, especialmente cuando estoy cocinando ;-)